15 de mayo de 2009

Arquitectura shintoísta japonesa: Itsukushima


El santuario shintoísta de Itsukushima, en la localidad de Miyajima, al suroeste de Hiroshima, tiene la particularidad de que permanece en el mar. De hecho, la puerta del santuario (O-Torii), está en el agua, en tanto que el pabellón principal, con sus pilares rojos y albos muros, contrastan con el azul del agua y el verde de la vegetación. Las partes del recinto son seis: el templo principal, los cuatro edificios del santuario de Marodo y las galerías Oriental y Occidental. Tradicionalmente, se considera, según los textos, que Itsukushima fue fundado en 593, si bien únicamente se confirma su presencia a principios del siglo IX. Fue conocido como Santuario de la Provincia de Aki (occidente del departamento de Hiroshima), en el período Heian (fines del siglo VIII y 1185). El templo principal está consagrado a Ichikishima Hime-no-Makoto, Tagori Hime-no-Makoto y Tagitsu Hime-no-Makoto, divinidades marinas, protectoras de los marinos y sus embarcaciones. El conjunto adquirió sus dimensiones y estilo en virtud de la restauración llevada a cabo por iniciativa del shogun Taira no Kiyomori (1118-1181). Buscando obtener protección para su clan, amplió los donativos al santuario y ordenó confeccionar varios rollos decorados con el Sutra Heyke nokio. El culto auspiciado por Kiyomori a las divinidades locales se propagó entre los aristócratas de la corte imperial, y las personas con interés de hacer buenas obras y obtener méritos adquirieron la costumbre de rezar en el lugar. La última reconstrucción del templo principal se produjo en 1571. La arquitectura del complejo sigue los cánones del estilo Shindenzukuri, característico de los palacios aristocráticos del periodo Heian.
Presentamos aquí dos instantáneas del complejo del santuario.
Prof. Julio López Saco