25 de mayo de 2009

Arqueología del Oriente Próximo: Jericó

Jericó fue una ciudad cananea del valle del río Jordán, cerca de la costa norte del Mar Muerto, cuyos orígenes se encuentran en el Protoneolítico, concretamente en el período Natufiense, hacia 9000 a.n.e. Sus primeros excavadores fueron Ernst Selin y los miembros de la sociedad Deutsche Orientgesellschaft, entre 1907 y 1909, quienes trabajaron en un túmulo denominado Tell es-Sultan. Fueron continuadas posteriormente por John Garstang, en los años 30 y a comienzos de los cincuenta por Kathleen Kenyon y las escuelas de arqueología del Reino Unido y EE. UU. La ciudad, frecuentemente mencionada en la Biblia, fue conocida como la ciudad de los palmerales.
La imagen que aquí se muestra procede del Biblical Archaeology Review 1990, nº. 3, p. 48.
Prof. Dr. Julio López Saco