6 de marzo de 2012

Mitología céltica en Galicia: Breogán

Breogán es tradicionalmente considerado un rey de la mitología celta ubicado en territorio galaico, cuyo referente principal se encuentra en la mitología irlandesa recogida en el Lebor Gábala o Libro de las Invasiones de Irlanda (Eire), compilado por monjes irlandeses en el siglo XI. Fundador de Brigantia=Brigantium (asociada sin mucha fiabilidad con La Coruña o, quizá, con Betanzos), propiciaría la conquista de Irlanda. Milé, su hijo, nacido en la "otra tierra", al otro lado del mar, llegaría a Eire desde la denominada “tierra de la muerte" al mando de los celtas goidélicos. Milé, así, es el verdadero conquistador de la isla, alentado, eso sí, por su padre. La tradición de Irlanda y Galicia, sugiere probables travesías por este "Mar Celta" desde La Coruña a Cork. Los contactos marítimos entre Eire y Galicia, así como también entre éstos y Bretaña, en la Armórica, y Escocia, pudieron ser habituales, probablemente desde antes del siglo VII o VI a.n.E. La similitud de vestigios pictográficos parece corroborar esta sugestiva idea. La hipótesis de los “Gaels” desembarcando en Eire provenientes de Gallaecia, se halla en ambas tradiciones orales, lo que sugiere el origen goidélico de las mismas. Los galos de época clásica eran llamados Galli, y la tribu asentada en la Península Ibérica, Gallaeci (más tarde Gaélicos al llegar a Eire). El término Gael, procede del irlandés antiguo Goidel, y es una versión del nombre galés para referirse a los irlandeses (Gwydell). Gall significa extranjero en gaélico, y por eso los bretones de Armórica lo emplean para referirse a los franceses. Los Goidélicos conformaron la última oleada celta que llega a las islas Británicas. En céltico antiguo Kalta o Kallis significaba refugio, de donde proviene Kallaikia (tierra de los que tienen refugio); de ahí pasa al latín como Gallaecia. El patronímico genérico de Galeg y Galiza proviene del goidélico, y significa mujer vieja o, incluso, diosa madre. Cuando los primeros romanos cruzaron el Duero, y se encontraron con estas tribus celtas, que presumimos hablaban gaélico, denominaron a esa tierra Gallaecia. La serie de mitos que explican la referida conquista de Irlanda desde el noroeste peninsular señalan lo siguiente. Según el mencionado Lebor Gábala cuatro formaciones de naves armadas zarparon desde Egipto, siendo Sru y su hijo Eber Scot los patrones de la expedición. Pero poco después de partir muere Sru y queda al mando Eber Scot. Durante el viaje Nilo abajo, las luchas intestinas por el poder desangraron la descendencia de Sru. Tras siete años en el mar, y luego de diversos fallidos intentos de desembarco en las costas de Sicilia y duras batallas con los Longobardos, Brath, un descendiente de Sru, llega, con las cuatro naves, a las costas de Iberia, pero muere en una de las contiendas por la posesión de estas tierras. Breogán su hijo, se convierte así en rey de los Gaels. Milé es, a su vez, su vástago, de cuya simiente descienden sus siete hijos, incluidos los legendarios Eber y Eremon, así como el famoso Amerghin, primer poeta de Irlanda, quien según la leyenda logró con su canto que cesara una pavorosa tempestad que habían lanzado sobre la flota “Milessia” los Túatha de Dannan (Pueblo de la diosa Danu, correspondiente a tribus célticas pre-gaélicas que habitaban Irlanda). El bardo real Amerghin, con sus hermanos, y luego de la muerte de Milé a manos de los tres reyes de esa tierra, se lanza al mar para vengar a su padre. Los poderosos hechiceros de Túatha de Dannan provocan con sus conjuros una tempestad que impide que los barcos “Milessios” se acerquen a tierra. Pero Amerghin comienza a entonar un canto mágico que anula los efectos del embrujo de los magos de Dannan. De este modo, los barcos de la armada “Milessia”, pudieron por fin desembarcar, y las huestes provenientes de Iberia, conquistar la verde Eirin.

Prof. Dr. Julio López Saco

UCV-UCAB. Escuela de Historia y de Letras