1 de julio de 2012

Fundamentos de la historiografía romana: historia fundacional

La historiografía romana surge a partir de la influencia de la literatura histórica griega. En tal sentido, los más antiguos historiadores romanos, como Fabio Píctor, no solo escriben en griego, la lengua culta, sino que fechan los eventos por olimpíadas y siguen empleando medidas griegas. La estimulación literaria es, no obstante, tardía: parte de las tendencias helenísticas, especialmente del tipo denominado historia fundacional, cuyo patrón se convierte en esencial. Definir lo que es Roma, clarificar su identidad y su predominancia política, serán los objetivos de los representantes de la historiografía primigenia, que recurría al pasado mítico fundacional para identificar el carácter y las hazañas propias del componente romano. El patrón historiográfico antiguo, como el de la historiografía romana, se fundamenta en el carácter mítico de la historia fundacional, cuyo fundamento son los tiempos originarios, primigenios, momentos en los que nacen las comunidades y ciudades que protagonizan las narraciones. Estos primeros años de existencia marcan el carácter de la colectividad y la representan. Remontarse a fechas lejanas, al margen de la temporalidad histórica, perseguía un objetivo identitario: el carácter, la idiosincrasia del pueblo refleja, la impronta de sucesos y acontecimientos de carácter legendario y mítico. Así, mitos y leyendas se empleaban como herramienta explicativa, al menos hasta Polibio (siglo II a.n.E.)

Prof. Dr. Julio López Saco
Doctorado en Historia y en Ciencias Sociales