16 de julio de 2012

Pinturas budistas japonesas I


IMÁGENES: ARHATS BUDISTAS VISITANDO LOS CUATRO CONTINENTES. ROLLOS 97 Y 98, RESPECTIVAMENTE.


Estos rollos pintados colgantes (números 97 y 98) fueron realizados por Kano Kazunobu, en el período Edo en Japón (mediado el siglo XIX). Hechos con tinta sobre seda, pertenecen a la Colección Zôjôji, en Tokio. Se trata de pinturas dedicadas a los Cuatro Continentes, los territorios ubicados en las cuatro direcciones cardinales primordiales a partir del monte Sumeru, centro de la cosmología budista. El continente Occidental, aquí quizá imaginado como el paraíso de la Tierra Pura del Buda Amitabha (Amito), tenía contornos circulares y era una tierra de gentes alegres con caras en forma de luna, que vivían en casas circulares cuidando apaciblemente vacas y ovejas.

Cortesía: Masters of Mercy: Buddha's Amazing Disciples. Freer  Sackler. The Smithsonian’s Museums of Asian Art.

Prof. Dr. Julio López Saco

UCV-UCAB