12 de mayo de 2015

El Neolítico del Bajo Egipto (II): Merimde Beni Salama



Imágenes: puntas de flecha de Fayum (uc 2705 y uc 2709, respectivamente)


Aunque hoy en día el área que rodea a Merimde es desértica, hace siete mil años un brazo del Nilo proveía agua a las zonas cercanas. Merimde fue ocupado entre 5000 y 4100 a.e.c., si bien no lo fue de manera continuada. Se han distinguido tres culturas bien diferenciadas que representan este sitio. La comunidad inicial consistió, con toda probabilidad, de unas pocas familias vinculadas por lazos de sangre y matrimonio, que se dedicaban a cultivar cebada, trigo, lentejas, habas y lino, entre otros cultivos, y a pastorear vacas, ovejas y cerdos. Esta población, la más arcaica de Merimde, parece haber vivido en campamentos con casas de adobe y cañas. Sus estilos cerámicos, así como la presencia de ciertos artefactos, indican con cierta claridad, algunas conexiones con las culturas Sirio-Palestinas, de posterior desarrollo.
Tras un breve período de abandono, Merimde fue reocupada por gentes que pueden haber sido descendientes de las culturas del Sahara. En esta segunda fase de ocupación, el lugar llegó a convertirse en un asentamiento permanente compuesto de casas ovales simples hechas de madera y paja. En esas casas había hogares y jarras cerámicas para el almacenaje de productos ubicadas en el suelo. En esta segunda fase cultural, los restos de enterramientos, colocados entre los lugares de habitación, muestran los cadáveres contraídos. Las herramientas de piedra son semejantes a las puntas de proyectil  que se hallaron en el Fayum, aunque los útiles más destacados son las puntas de arpones. Ambos sugieren que la pesca constituía la mayor parte de la economía del lugar. Se hallado en esta fase, incluso, modelos cerámicos de botes, un indicador, quizá, de que el Nilo era ya una significativa arteria de transporte, y no solamente una fuente de irrigación.
La tercera fase cultural en Merimde se desarrolló entre 4600 y 4100 a.e.c., momento en que el sitio se convirtió en una gran villa agrícola, con casas ovales subterráneas (excavadas a una profundidad de cuarenta centímetros, con muros de paja revocados con adobe. Las estructuras eran techadas con armazones de ramas o cañas. Las casas contenían jarras para el agua, hogares y arcones para el grano. Se organizaban a lo largo de lo que pareciera ser una suerte de calle. En este momento se encuentran algunas figurillas cerámicas y objetos de marfil y hueso. Algunas de las primeras semejan formas humanas, en tanto que unas pocas han sido identificadas como representaciones de ganado vacuno. Las figurillas proto humanas se encuentran entre las más antiguas representaciones humanas conocidas en Egipto. Los enterramientos ahora muestran grandes pozos verticales ubicados en torno a la comunidad, la mayoría de los cuales contienen restos de niños y adolescentes. Es probable que los adultos fuesen inhumados en áreas separadas de la comunidad.
Merimde representa, en esencia, el momento de transición entre el neolítico y los períodos predinásticos egipcios.

Prof. Dr. Julio López Saco
UCV-UCAB, Caracas