7 de julio de 2009

Zheng He: el navegante chino

Zheng He: el navegante chino
recopilado por
Prof. Dr. Julio López Saco

Zheng He, cuyo apellido original era Ma, fue llamado cariñosamente Sanbao en su infancia. Era oriundo de Kunming, provincia de Yunnan. Nació en 1371 y murió en 1433, y era de nacionalidad hui. En 1383 fue secuestrado, convirtiéndose en esclavo familiar de Zhu Di, príncipe de Yan. En 1399 Zhu Di desencadenó un golpe de Estado conocido como Cambio Jingnan para usurpar el trono de todo el país. Como Zheng He contrajo méritos en el suceso, fue nombrado "Eunuco encargado de los asuntos interiores del Palacio". Se le consideraba como funcionario de alta categoría con el apellido otorgado "Zheng". Zheng He es el navegante más sobresaliente en la historia de China. Desde 1405 hasta 1433 realizó siete viajes a la cabeza de una gran flota a los mares del Oeste (en aquella época se llamaban mares del Oeste a las aguas al occidente de la isla Kalimantan). Llegó a diversas regiones de Asia y Africa a través del Sudeste Asiático y el océano Índico hasta el mar Rojo y las costas orientales de África. Dejó sus pisadas en más de treinta países, en regiones asiáticas y africanas. La magnitud de la navegación, la cantidad de sus tripulantes, la organización bien estructurada, las avanzadas técnicas aplicadas y el trayecto de navegación de su flota no tuvieron parangón en la historia de navegación del mundo.
Desde hace tiempo, la historia de los siete viajes a los mares del Oeste realizados por Zheng He, navegante de la dinastía Ming, ha sido uno de los puntos de interés de muchos conocidos periódicos, revistas, sitios web, expertos y eruditos. Zheng He pudo iniciar su viaje hace 600 años desde Taicang navegando hacia lugares lejanos con la ayuda del viento. Es cierto que todo esto se realizó gracias a invenciones chinas, como la brújula, pero fue igualmente importante el excelente diseño y construcción de naves de distintas clases. No olvidemos que hace seis siglos, la mayoría de los países del mundo veían la navegación por los mares y océanos como empresas arriesgadas. El poderío de la dinastía Ming de China era considerable, pero las poderosas flotas bajo el mando de Zheng He no buscaban demostrar el poderío de China en países extranjeros, sino hacer llegar los productos chinos como seda, porcelana, té, pintura y caligrafías, así como tecnologías avanzadas del país a cambio de pimienta, lino, artículos artesanales y otros productos locales. En todos los lugares a que llegó promovió las relaciones económicas y comerciales, acelerando los intercambios culturales armoniosos.
La China en los primeros tiempos de la dinastía Ming fue una potencia que se situaba en las primeras filas del mundo en cuanto a su poderío integral. Sin embargo, aplicaba una política diferente a la de los países europeos de la época de los grandes descubrimientos geográficos. La navegación de He introdujo en otros países asiáticos y africanos la cultura y las tecnologías de China en los terrenos de la arquitectura, pintura, escultura, vestimentas, artes religiosas, medicina y agricultura. Con los siete viajes que realizó a los mares del Oeste, Zheng He difundió los conocimientos científicos y tecnológicos de la nación china, sembró semillas de cultura y civilización, y tendió un puente de amistad para la comunicación mundial.
Más información en http://ve.china-embassy.org/esp