17 de mayo de 2010

Iconografía del Budismo en China I: el Buda Amitabha

LA TIERRA PURA DEL BUDA AMITABHA. LIENZO DE LA GRUTA 17 DE MOGAO, DUNHUANG, SIGLO X. MUSEO GUIMET DE PARÍS (MG. 17673)
Este Buda es el propiciador de la escuela de la Tierra Pura (Jingtu en China y Jôdo en Japón). Con la evolución de esta escuela, se multiplican, en los templos y monasterios, las representaciones del Reino del puro pensamiento de Amitabha (el Paraíso Occidental), un auténtico campo de salvación y vida eterna. La figura de Amitabha, sentado en un trono de loto a media altura, está rodeado de los bodhisattvas Guanyin y Dashizi, mientras que en la parte inferior se observan otro par de Budas con su escolta, sentados uno a cada lado de una plataforma elevada sobre un estanque. En el centro, bajo el ara de las ofrendas, se puede apreciar un bailarín rodeado de cuatro músicos, que evoca la beatitud de la Tierra Pura. Se abren unas flores de loto y en sus cálices renacen las almas en virtud de la nueva y purificada vida ofrecida al fiel seguidor. Encima del grupo central, sobre unas columnas rojas, se erigen tres pabellones chinos de varios pisos cada uno y dos torres. Bajo la representación de la Tierra Pura podemos apreciar una serie de viñetas que son mezcla de episodios legendarios del rey indio Bimbisara de Magadha, aprisionado por su hijo Ajatasatru, con ilustraciones de las meditaciones planteadas por el Buda a su esposa. Más abajo vemos cuatro monjes en meditación, tres de ellos con objetos litúrgicos, un libro, incensarios y el recipiente para el agua de las purificaciones. Algunas de estas obras, análogas a la que aquí estamos presentando, servían como soporte visual durante la recitación de los textos canónicos o para sus adaptaciones a la liturgia, conocidas bajo la denominación de textos de escenas o bianwen. No obstante, algunas otras pinturas tenían la función de exvotos, como pudo haber sido este lienzo, que no muestra inscripción alguna.
Prof. Dr. Julio López Saco
17 de mayo del 2010