11 de junio de 2013

Antiguas ciudades de Sicilia III: Selinonte



IMÁGENES (DE ARRIBA HACIA ABAJO). LA PRIMERA MUESTRA AL LLAMADO EFEBO DE SELINONTE. BRONCE PROTOCLÁSICO, 480-450 A.N.E.; LA SEGUNDA ES UNA VISIÓN DE LA PLANICIE CON EL YACIMIENTO DE SELINONTE. EN EL CENTRO SE APRECIA EL TEMPLO C; LA TERCERA, ES UNA VISTA DE LA ZONA ORIENTAL DE SELINONTE CON LOS TEMPLOS E, F, Y G. EL TEMPLO E ES EL QUE SE ENCUENTRA EN PRIMER TÉRMINO.

Selinonte, cuyo nombre procede del término griego para perejil silvestre, y que serviría de emblema en las monedas, fue fundada por colonos de Megara Iblea en 658 a.n.E. Su territorio, tradicionalmente protegido por Apolo, estuvo habitado, en origen, por los elimios[1], un pueblo de ascendencia oriental, probablemente anatolia, cuya orientación política era filocartaginesa. Los dos momentos históricos decisivos en la historia de la ciudad se relacionan con Cartago. Tras sus iniciales contactos pacíficos con la colonia de Tiro, se alía con Agrigento y Siracusa, en 480 a.n.E., en contra de la coalición de Cartago con las colonias de Imera y Reggio, que concluyó con la victoria de los “sicilianos”. Sin embargo, unas décadas después, en 409 a.n.E., Cartago envía un ejército que captura y destruye la ciudad. Aunque el siracusano Hermócrates intentó revivir la ciudad, ésta acabó cayendo, nuevamente, bajo el dominio cartaginés, en 392 a.n.E. La ciudad antigua surgió entre dos valles, en una zona llana seccionada en dos partes, septentrional y meridional. En la zona sur se encontraba la acrópolis y en la norte los barrios de viviendas, de artesanía y de comercio. Más hacia el este había otro sector sagrado, en donde se emplazaron los templos E, F y G. La ciudad mostraba una orientación ortogonal de calzadas y manzanas. Los templos dóricos, y las bien conservadas metopas del templo E, además del efebo de Selinonte, son los vestigios más renombrados de Agrigento.

Prof. Dr. Julio López Saco 
Doctorado en Historia, UCV


[1] Los elimios, además de los sicanos y sículos, eran los pueblos que habitaban la isla de Sicilia en el momento de la llegada de los componentes griegos.