1 de junio de 2013

Antiguas ciudades de Sicilia I: Siracusa

CASTILLO EURIALO EN SIRACUSA. SIGLOS V-IV A.N.E.

La ciudad de Siracusa, situada en el islote de Ortigia, fue fundada por corintios en torno a 734 a.n.E., convirtiéndose en la segunda colonia griega en la isla de Sicilia. A su vez, fue metrópoli de otros asentamientos, concretamente Akrai, Kamarina y Kasmenay. Durante sus primeros siglos de vida, la ciudad estuvo al mando de una oligarquía aristocrática, de nobles y grandes propietarios, los gamoroi. El tirano de Gela, Gelón, se hace con la ciudad en 485 a.n.E., instalando la dinastía de los Dinomenidi. A su muerte le sucede el famoso Hierón, su hermano, el cual se destacó por acoger en la corte a poetas, trágicos y filósofos de la talla de Simónides, Esquilo y Píndaro. Tras éste, gobernó Trasíbulo, con quien finaliza la rama dinástica, instaurándose, después, un gobierno democrático. En 405 a.n.E. Dionisio de Siracusa (el Viejo), se hizo con el control de la urbe, gobernando hasta 367. Tras los episodios de tiranía, la ciudad quedó bajo el dominio de Roma, efectiva tras la conquista perpetrada por el cónsul Marcelo en 214 a.n.E. Entre los vestigios más notables de Siracusa deben destacarse el Castillo Eurialo, construido por Dionisio el Viejo entre 402 y 397 a.n.E., con la intención de defender el sitio de los asaltos cartagineses, y el anfiteatro de época romana, datado en el siglo III a.n.E.

Prof. Dr. Julio López Saco
Escuela de Historia, UCV
Doctorado en Historia, UCV