7 de octubre de 2013

Nuevos humanos: denisovanos



La denominación denisovanos corresponde al nombre de unos nuevos ancestros humanos cuya nomenclatura fue elaborada a partir del ADN de dos molares y un pequeño fragmento de hueso encontrados en la caverna Denisova, en el sur de Siberia, en las montañas Altai, muy cerca de Mongolia[1]. Los parientes más cercanos de estos denisovanos serían los neandertales, con los que compartirían un ancestro común venido de África, de una antigüedad cercana a los 500 mil años. Según las comparaciones de ADN, se sugiere que denisovanos y neandertales habrían divergido hace unos 250.000 mil años desde Homo Heidelbergensis. Los humanos modernos se habrían relacionado, por lo tanto, con ambas formas humanas antiguas[2]. Así, estos denisovanos habrían coexistido en Asia con neandertales y humanos anatómicamente modernos, entre 100000 y 40000 años antes del presente. Lamentablemente, esta evidencia genética apenas cuenta con los restos fósiles arriba señalados. No se han encontrado cráneos ni herramientas asociadas a estos humanos, por lo que se desconoce por completo su modo de actuar e interrelacionarse con el medio circundante.

Prof. Dr. Julio López Saco
Doctorado en Historia, UCV


[1] Las excavaciones fueron iniciadas en 2008, dirigidas por Anatoly Derevianko, director del Instituto de Arqueología y Etnografía de Novosibirsk. El hallazgo del trozo de hueso fue el que, a la postre, involucró al genetista evolutivo Svante Pääbo, del prestigioso Instituto Max Planck para la Antropología Evolutiva en Leipzig. Él se encargaría de estudiar el ADN denisovano.
[2] Las interrelaciones o cruces con los neandertales se habrían producido en el Medio Oriente y Asia central, mientras que las hibridaciones de los humanos modernos con los denisovanos se habrían producido en el sudeste de Asia. Las trazas actuales del ADN neandertal en poblaciones no africanas y del ADN denisovano en los aborígenes australianos parecen mostrar que nuestros ancestros se habrían apareado (y, por tanto, dejado descendencia), con ambos grupos de humanos hoy desaparecidos.