2 de mayo de 2012

El embajador griego Megástenes en India


Megástenes, que vivió entre el siglo IV y finales del III a.n.E., fue un viajero y escritor greco-macedónico nacido en Asia Menor. Según Flavio Arriano vivía en Aracosia, aunque se trasladaba habitualmente a la corte de Chandragupta en Pataliputra en calidad de “embajador” del rey Seleuco I Nikator. Sus viajes y reportes se contienen en una obra, titulada Indika, en la que se recogen datos históricos, costumbristas y geográficos de gran interés. En virtud de que ninguna fuente griega o latina menciona la presencia de un embajador indio ante Seleuco, el mandato griego debió ser unilateral. Megástenes más que un embajador acreditado en una corte extranjera, debió haber sido, entonces, una suerte de informador o inspector, cuya responsabilidad sería la de hacer respetar el pacto entre Seleuco y Chandragupta tras su enfrentamiento[1]. Era, en consecuencia, un residente y un técnico encargado de los problemas derivados de la presencia griega en la zona, así como en encargado de velar por los intereses greco macedónicos. De este modo, hacia 300 a.n.E. encontramos asentados en el noroeste de India núcleos poblacionales griegos, quienes fundamentan el conocido estado griego de Bactriana.


[1] Seleuco ocupa Babilonia y Bactriana, pero atraviesa el Hindu Kush con la intención de atacar al soberano indio Chandragupta. Tras un enfrentamiento, Seleuco debe ceder territorios, como Gedrosia y Aracosia y oficializar, hacia 304 a.n.E., una alianza matrimonial por mediación de su hija, lo que le permitirá que se respeten los derechos greco-macedónicos en esta región de India.