14 de noviembre de 2012

Nomenclatura del Próximo Oriente: los Palestinos y los Hebreos



La denominación palestinos parece derivar de filisteo, un etnónimo que para algunos estaría claramente emparentado con el de pelasgos, utilizado para designar poblaciones de habla griega que se establecieron en Canaan hacia el primer milenio a.n.E. El término Syria Palaestina aparece ya mencionado en Herodoto hacia mediado el siglo V a.n.E. Es por ese motivo que hasta no hace mucho el gobierno sirio reivindicaba el territorio palestino como propio. Durante el imperio romano, y hasta el siglo VII, Palaestina fue la denominación oficial de una amplia zona del Próximo Oriente. Fue el nombre de una jurisdicción del patriarcado cristiano greco-ortodoxo. En la composición étnica de los palestinos han jugado un papel relevante los árabes, los fenicios, los egipcios, asirios, persas, babilonios, griegos, romanos, bizantinos y hasta los turcos.
Hebreo parece derivar de ever (extranjero, o de más allá), si bien los egiptólogos identifican hebreo con habiru (casta en realidad, no grupo étnico), que estuvo presente en Egipto en el II Milenio a.n.E. Hebreo parece, entonces, una denominación que no es usada por los israelitas, sino por gentes extrañas a ellos. Sin embargo, en el Génesis se habla de un antepasado de Abraham de nombre Heber, que sería el epónimo de hebreos. El politeísmo hebreo, como el de los restantes pueblos semitas, quedó reducido al dios nacional, Yahweh, muy probablemente gracias a la influencia mazdeísta. El vocablo hebreo en la actualidad (ivrit) se refiere a la lengua del pueblo judío, si bien es una asociación tardía, no anterior al siglo II a.n.E.

Prof. Dr. Julio López Saco
Escuela de Historia, UCV
Escuela de Letras, UCAB