11 de marzo de 2013

Un acercamiento al Neolítico en China I




Desde el Mesolítico se empiezan a hacer evidentes las diferencias entre el norte y la región meridional de China. En tanto que el norte desarrolla una cultura microlítica, que guarda relación con los microlitos manchurianos y del sur de Siberia, el sur se entronca con las culturas hoabinhianas del sureste de Asia. La región del Yangzi (sur) evolucionó, por su parte, desde sus propias tradiciones, esencialmente las culturas Majiabang y Hemudu. Hubo una serie de culturas neolíticas diferenciadas posteriores a esta época. De entre ellas debemos individualizar al menos tres: Yangshao, Dawenkou y Longshan, siendo esta última el probable paso decisivo hacia el bronce.
Yangshao se ubica cronológicamente entre el 5000 y el 3000 a.n.E. Se desarrolló en las regiones del noroeste de China septentrional, en Gansu, Hebei y Shanxi. Presenta poblados que se estructuran en forma de comunidades rurales, cercanas a los ríos, y en los cuales se han descubierto vestigios de casas (a veces más de un centenar), hornos cerámicos, graneros y cementerios. Las diferentes tipologías de las viviendas, circulares y rectangulares, que se han encontrado en el casi millar de asentamientos que se asocian con Yangshao, han dado pie a la presencia de sectores que se pueden individualizar, como ocurre con Bampo. La distribución de las viviendas en Bampo, agrupadas en zonas, cada una con una gran casa comunitaria en el centro, muestra una presumible organización en clanes o linajes, lo cual sería evidencia de una arcaica estructuración social.
Podrían identificarse, gracias a las tumbas, rasgos significativos de la sociedad china de la Edad del Bronce, como la diferenciación jerárquica entre los grupos sociales y artesanales, así como aquella existente entre ciudadanos y mandatarios. Se evidenció un relevante desarrollo artesanal, con presencia de cestas y tejidos, así como la fabricación cerámica. Ésta presenta una decoración geométrica o con dibujos estilizados de peces en color rojo.

Prof. Dr. Julio López Saco
Escuela de Historia, UCV
Doctorado en Historia, UCV