11 de febrero de 2015

Templos hindúes dedicados al Sol: Konarak y Modhera




IMÁGENES, DE ARRIBA HACIA ABAJO: CARRUAJE DEL SOL DEL TEMPLO DE SURYA EN KONARAK; PLANO DEL TEMPLO DE KONARAK: (A) EL JAGAMOHANA O PABELLÓN DE LA FE Y (B) EL GARBHAMUDA, O SANTUARIO INTERIOR; INTERIOR DEL TEMPLO DE MODHERA, EN DONDE SE OBSERVA EL DOMO SOPORTADO POR COLUMNAS PROFUSAMENTE DECORADAS; Y PLAN DEL TEMPLO DE MODHERA: PISCINA RAMAKUNDA (A), LA ENTRADA CON DOS PILARES (B), EL SABHA MANDAPA, PABELLÓN DE LA ASAMBLEA (C), UN PORCHE (D), EL GUDHA MANDAPA (E), EL GARBHA GRIHA (F) Y EL DEAMBULATORIO (G).

El templo de Konarak, cerca de Bhubaneswar, Orissa (la antigua Kalinga) celebra el poder de Surya (o Savitar), deidad del Sol[1]. Fue construido por el rey Narasimha I de la dinastía Ganga, hacia 1250. Aparece íntimamente relacionado con el mito que cuenta la curación de la lepra de Shamba, un hijo de Krishna, a manos del dios Surya[2]. El templo está enmarcado dentro muros que tienen entradas en tres de sus lados. Fue concebido como el carro de la divinidad, tirado por siete caballos (tres al norte y cuatro al sur), con veinticuatro ruedas, algunas de las cuales simbolizan los doce meses del año (de día y de noche), y otras las veinticuatro horas del día. Consta de un jagamohana, pabellón de la fe, donde se reúnen los fieles, coronado por una estructura piramidal, y un garbha muda, o santuario interior. Está precedido por un pabellón con pilares. Entre los motivos decorativos principales se pueden ver, en lo que parece ser un natamandir o sala de danzas, representaciones de danzantes (devadasis, o doncellas del dios) o mahari, en Orissa, que corresponden a la danza local clásica denominada Orissi. Como un ritual básico en el ceremonial del templo, la danza captura en movimiento la inspiración religiosa que la estatuaria y la propia arquitectura expresan de modo estático. Mientras la danza convertía el espacio en tiempo, la escultura y la arquitectura transforman el tiempo en espacio.
Otras edificaciones que completan el complejo en Konarak son el bhogamandapa, con los restos de las cocinas y tanques de agua, un pequeño templo dedicado a Mayadevi, esposa de Surya, y un templete dedicado a Visnú. La estatuaria refleja gran poderío y plasticidad, como se aprecia en dos elefantes de tamaño natural, así como en dos caballos de guerra al lado de los cuales se encuentra un criado o sirviente y un guerrero abatido. Las esculturas y la decoración balancean la estructura arquitectónica, armonizando las fuerzas horizontales y verticales. Las estatuas presentes son de príncipes, dignatarios de corte, deidades, ascetas, alashakanyas o chicas reclinadas, naginis, nagas y mithunas (escenas sexuales), que alternan con elefantes, escenas de caza, caravanas y paradas militares. Todo ello completado con diseños geométricos.
El templo de Modhera (Gujarat), construido por Bhima I de la dinastía Solanki en 1026, comprende tres estructuras básicas: el pabellón para las asambleas (subha mandapa), rematado por un techo piramidal, un pabellón cubierto (gudha mandapa) y el santuario interno (garbha-griha), a su vez cubierto por un sikhara. En el subha mandapa, que aquí pudo usarse también para la danza, los pilares están compuestos de diversos tambores-columnas, esculpidos profusamente con grupos de danzantes y ninfas celestiales, semejando la detallista decoración propia de la orfebrería. En la parte delantera cuenta, además con el ramakunda, gran piscina rectangular que presenta varios kioskos para el dios del sol y sikharas en miniatura en las esquinas. Las murallas externas del templo están decoradas con esculturas de dioses, ninfas celestiales, animales y figuras míticas. Las parejas de amantes, también presentes, se asocian, naturalmente, con la adoración del sol y la fertilidad.

Prof. Dr. Julio López Saco
UCV-UCAB


[1] Los ascetas veían en el sol el poder de la iluminación que podría liberarles para siempre del ciclo de reencarnación.
[2] Surya es una de las más antiguas divinidades en el panteón hindú. Es el dispensador de la vida y la muerte, el centro del Universo y un símbolo del conocimiento.