17 de diciembre de 2012

Arte y religión en la antigüedad India VI: el stupa de Sanchi

ESTUPA DE SANCHI, SIGLO III A.N.E.


El gran stupa de Sanchi, muy cerca de Bhopal, en el estado de Madhya Pradesh, data de los siglos III-II a.n.E. Es el principal monumento en India que personifica la filosofía del budismo, a través de su austeridad y conexión con la vida diaria. Simboliza la unión de cielo y tierra. Este lugar sacro contuvo también otros stupas y monasterios que fueron erigidos a lo largo del siglo VII, si bien no se conservan hoy en día.
El domo hemisférico del stupa se relaciona simbólicamente a las escudillas para la limosna, vueltos hacia arriba, usados por los monjes budistas. En su núcleo central se encuentra la pequeña stupa construida por Asoka, quien tras su conversión al budismo, dispuso las reliquias budistas en diversos montículos de enterramiento en las principales ciudades de su reino. La construcción y embellecimiento de Sanchi debe mucho al patrocinio de los ricos mercaderes de Vidisha, lugar donde se encontraba la casa de la esposa del rey Asoka.
La transformación principal de la stupa se produjo bajo el gobierno de los Sunga y los Satavahanas, a mediados del siglo I a.n.E. Las entradas ornamentales, toranas, localizadas en los puntos cardinales, conducían a dos senderos de circunambulación, propiciando que el adorador se reconociese como un humilde servidor en virtud de la grandeza del Buda y de su fe. Estas puertas, de casi nueve metros de alto constan de dos pilares, coronados por leones, enanos y elefantes, y por tres arquitrabes horizontales. En todo ese espacio hay bajorrelieves en los que se pueden ver episodios de los cuentos Jataka, figuras míticas y seres celestiales de distinto tipo. El Buda es mostrado simbólicamente a través de motivos icónicos, en el marco de los eventos de su vida histórica. Solo en las historias de sus previas encarnaciones se muestra en forma humana. En la puerta oriental se puede apreciar el grupo Salabhanjika, con tres ninfas reclinadas sobre un árbol de mango sosteniendo un arquitrabe.
Una balaustrada cierra los ambulatorios, y una doble escalera conduce hacia el sendero más elevado que forma una pequeña terraza alrededor del domo. Diversos motivos florales y faunísticos, así como los nombres de los donantes decoran la balaustrada, una réplica en piedra de formas vegetales. Hay una serie de monasterios, templos y pequeñas stupas en ruinas en los alrededores de la gran stupa de Sanchi. El famoso pilar de Asoka con un capitel con cuatro leones (hoy el blasón de India), se encuentra cerca de la puerta sur. En él hay una inscripción en la que se advierte a monjes y monjas que no provoquen cismas entre los seguidores de la fe.

Prof. Dr. Julio López Saco
Doctorado en Historia, UCV
Escuela de Letras, UCAB

1 comentario:

Rafael Angel dijo...

Excelente información, me llamó la atención la historia del monumento de Sanchi por un libro llamado La India Literaria, encontré en él un grabado del stupa, muy buen sitio, lo visitaré con regularidad, saludos.