10 de diciembre de 2012

Arte y religión en la antigüedad India V: la antigua Universidad de Nalanda


IMÁGENES. LA PRIMERA MUESTRA LA DISTRIBUCIÓN DE LOS CUARTOS DE LOS MONJES, ALREDEDOR DE UN ESPACIO CENTRAL. LAS SALAS DE RESIDENCIA Y APRENDIZAJE ERAN CONSTRUIDAS EN LADRILLO, Y SE UBICABAN EN LOS PISOS INFERIORES. HABÍA ÁREAS DE ADORACIÓN COMUNAL, REFECTORIO Y ZONAS DE INSTRUCCIÓN; EN LA SEGUNDA SE VEN LAS RUINAS DEL STUPA PRINCIPAL Y LAS ADYACENTES MÁS PEQUEÑAS. AMBAS ILUSTRACIONES CORRESPONDEN A NALANDA.
 
Nalanda, en Bihar, cerca de Patna, cuya biblioteca llegó a contener nueve millones de manuscritos, fue un lugar de gran fama, cuya mención está ya presente en los relatos de los viajeros chinos budistas del siglo VII. Xuanzang pasó allí doce años, haciendo una vívida descripción de las construcciones que formaban la Universidad (en realidad, el monasterio): grandes domos y pináculos, pilares esculpidos y bellamente ornados, balaustradas ricamente adornadas. Nalanda, cuyo origen se remonta a mediado el siglo V, fue un monasterio de la orden del budismo Mahayana, así como una de las más antiguas universidades residenciales, que atrajo a un gran número de eruditos de toda Asia. El monasterio floreció bajo el patrocinio de los soberanos Pala. Un conjunto de nueve monasterios se encaraban hacia cuatro templos a lo largo de una larga avenida que se disponía de norte a sur. Las ruinas de la estructura de mayor tamaño revelan la presencia de una stupa de más de treinta metros de alto, rodeada de otras cuatro más pequeñas en las cuatro esquinas. Este estilo de diseño de cinco torres (panchratna) se convirtió en el estándar de la arquitectura budista del sureste de Asia. Los frisos horizontales en los muros externos, divididos en nichos, contenían imágenes en estuco del Buda, Bodhisattvas y otras figuras relevantes. Cada piso superior de los viharas fue establecido detrás del previo creando así una terraza al aire libre sobre cada piso.
Nalanda fue un centro crucial para las artes de la India oriental. En sus talleres se produjeron figuras de piedra, terracota y metal. En algunos basamentos se ubicaron paneles esculpidos con la presencia de Rama, Sita, doncellas, danzantes, parejas amorosas, pájaros, bestias míticas y leones, entre diversos follajes y motivos decorativos. Con la llegada de la autoridad musulmana al norte de India, Nalanda declinó, como muchos centros de aprendizaje y oración budistas, durante los siglos XI y XII.

Prof. Dr. Julio López Saco
UCV-UCAB, Caracas