6 de noviembre de 2013

El mundo hitita


IMÁGENES: DE ARRIBA HACIA ABAJO: INSCRIPCIÓN JEROGLÍFICA HITITA EN CUNEIFORME, DE KARKEMISH, HOY EN EL MUSEO DEL PETIT PALAIS, PARÍS; SELLO HITITA CON UNA ESCENA DE CELEBRACIÓN RELIGIOSA. MUSEO DEL LOUVRE, PARÍS.

La historia de los hititas, cuyo origen pudo haber estado en la actual Capadocia (Turquía), en torno a Kültepe, la antigua Nesa, se desarrolla entre el siglo XVII y comienzos del siglo XII a.n.E., momento en el que, muy probablemente debido a las incursiones de los denominados Pueblos del Mar, se disgrega el imperio. No obstante, sobrevivirán diversos reinos neo hititas hasta fines del siglo VIII a.n.E., cuando el último de ellos sea devastado por los asirios. En su máximo esplendor, el imperio hitita abarcó la península anatólica y el norte de Siria.
Las fuentes principales con las que se cuenta para el estudio de la historia y la cultura hitita son varias, algunas de las cuales fueron descubiertas, y empezaron a ser analizadas, a partir del primer tercio del siglo XIX. Hacemos referencia a los relieves del santuario de Yazilikaya, a las esfinges de Alaca Hüyük, a la inscripción de Hama, al archivo egipcio de Tell el-Amarna, donde se menciona una entidad política conocida como Hatti, al tratado de Rameses II con el soberano hitita, a la sazón Muwatalli II, después de la famosa batalla de Qadesh, en la actual Siria, y, naturalmente, a las excavaciones (comenzadas a principios del siglo XX) en Bogazköy (la ciudad de Hattusa, capital imperial), que sacaron a la luz numerosas tablillas escritas en acadio y en la lengua indoeuropea que hablaban los hititas, conocida por ellos como nesita[1].
Su historia suele aparecer dividida por los historiadores en tres períodos o reinos: el Reino Antiguo, hasta 1500 a.n.E.; el Reino Medio, de 1500 a 1350; y el Nuevo, época de expansión y poderío imperial, desde esta última fecha hasta su final destrucción, hacia 1200 a.n.E. Este Reino Nuevo se inicia de la mano de Suppiluliuma I (1344-1322 a.n.E.), momento en el que el imperio se consolida en Siria y los hititas dominan el reino de Ugarit y el antiguo reino de Mitanni, entrando en colisión con los intereses egipcios en el Próximo Oriente.

Prof. Dr. Julio López Saco 
UCV-UCAB


[1] El luvita fue la lengua empleada, particularmente en las grandes inscripciones monumentales, durante la época en la que fueron determinantes los reinos neo hititas.