21 de septiembre de 2016

Hallazgo arqueológico


Este mosaico, datado en el siglo III a.e.c., fue encontrado en Antioquía, provincia de Hatay (cerca de Zeugma), en el sur de Turquía. Los trabajos arqueológicos se iniciaron en el año 2013. Ha llamado poderosamente la atención por el mensaje, en griego clásico, tildado de “hedonista”, en uno de sus tres paneles, que dice “Sé alegre, vive tu vida". Dicho mensaje aparece junto a un esqueleto tumbado a la bartola, acompañado de una gran jarra de vino y una hogaza de pan. Parece probable que el mosaico (ubicado en el suelo del comedor), además de otra serie de hallazgos relacionados, formase parte de la decoración de la vivienda de una familia rica. Se presentan tres escenas, dos de ellas relacionadas con el baño y la cena. En la primera, una persona aviva el fuego, lo cual simboliza el baño; en la escena del medio hay un reloj de sol y un hombre vestido, que corre hacia él, con un mayordomo detrás. El reloj marca entre las nueve y las diez de la noche. Las nueve era la hora del baño. Se supone que a la cena debía llegarse al menos a las diez. Una inscripción en esta escena indica que el retratado llega tarde, mientras que en otra se habla del tiempo. La tercera representación corresponde al esqueleto reseñado. Tal vez esta última sea, en el fondo, una manera peculiar y, a la par, sagaz, de recordar que esta vida hay que vivirla con sencillez; esto es, reposando y teniendo siempre al alcance vino y pan.

J.L.S. Septiembre del 2016.