4 de diciembre de 2013

Historias míticas populares jaina: Parshavanath

PANEL EN MARFIL BLANCO DEL TEMPLO JAINA DE RANAKPUR, CON EL SEÑOR PARSHAVANATH PROTEGIDO POR LA SIERPE NAGRAJ Y OTRAS MIL COBRAS.


Parshavanath es el vigésimo tercer tirtankara[1] janinista. En una ocasión se encontró con un sadhu que estaba llevando a cabo la penitencia de los cinco fuegos, cuatro a su alrededor, y el quinto encima de su cabeza. Por medio de su divina visión, Parshavanath vio que una sierpe se había refugiado en uno de los leños que se quemaban. Con la intención de salvarla tomó un hacha y rompió el leño, de manera que la serpiente pudo escapar sin heridas. Sin embargo, el sadhu perdió la concentración en su meditación y se enfureció con Parshavanath. Ambos siguieron su camino por separado. Mucho tiempo después, el sadhu, que vivía en el cielo, vio a Parshavanath en profunda meditación en la tierra, y decidió vengarse: envió tanta lluvia que enseguida el agua alcanzó la barbilla del tirtankara. Sin embargo, la serpiente que antaño había liberado Parshavanath, ahora reina de las sierpes, y que también vivía en el cielo, decidió corresponder al sabio y ayudarle. Envió un mensaje a todas las serpientes sobre la tierra para que lo salvaran. Miles de cobras abrieron sus caperuzas, con sus cuerpos le levantaron para que no se ahogase y, formando una especie de paraguas, cubrieron su cabeza para protegerle de la lluvia y que, así, continuase su meditación.

Prof. Dr. Julio López Saco
UCV-UCAB, diciembre, 2013


[1] Profeta. En total fueron 24. A través de la práctica de la austeridad conquistan la mente y las pasiones para lograr liberarse del ciclo sin fin de los renacimientos.