1 de abril de 2009

Budismo. Tara Blanca tibetana


La Tara blanca es un Buda femenino indotibetano que representa la unión de la compasión y la sabiduría, además de la longevidad. Es aquella que por compasión ayuda a alcanzar la otra orilla (la de la Verdadera Realidad). Se habla de ella como la madre divina o madre de la liberación de todos los Budas. Su color blanco, relacionado con la luz radiante del sol, simboliza la claridad y la pureza, pero también indica que es la Verdad, indiferenciada y completa. Es un ser iluminado bajo aspecto femenino cuya función primordial es conceder larga vida, sabiduría y buena fortuna. Tiene siete ojos, dos en las palmas de sus manos, dos en las plantas de sus pies y uno en la frente (además de los dos naturales), que simbolizan la vigilancia de la mente compasiva.
Mostramos, en esta ocasión, dos ejemplos.
Prof. Julio López Saco